Ne fanno un viaggio merita dieta salto?

dieta e dover interrompere perché viaggiamo è un classico, dal momento che essere un turista è la scusa perfetta per saltare la nostra dieta, ma per fare in modo che non richiedono alcuna scusa. Al momento de ir de viaje pues deseamos relajarnos, dejar a un lado el estrés que nos produce día a día el trabajo, nuestros hijos, para encontrar encontrar ese momento justo para nosotros, parte de ello es premiarnos a través de pequeños placeres como un chocolate, un delicioso queso o una copa de vino. Ello no significa que vamos a dejar por siempre los hábitos alimenticios que tenemos, sino que debemos darnos permiso para consumir alimentos que sabemos que al concluir nuestro viaje no volveremos a hacer.

El secreto de cada viaje es darse permiso, y con ello si no nos damos cuenta, sobrevienen los kilos demás, achacandole al viaje que hemos engordado. Nuestro cerebro nos indica que ya nos encontramos liberados dejando que todos nuestros esfuerzos día a día con la báscula se vayan de viaje quien sabe a donde. Es por ello que debemos contar con mucha fuerza de voluntad, y con ello mantener bien claro el objetivo.

Los pequeños permisos no harán que bajemos de peso, pero tampoco que aumentemos el que ya tenemos pues el peso podrá mantenerse. El truco se encuentra en la cantidad de alimentos que ingerimos debido a que innumerables veces no solo saltamos un poco la dieta, sino que la saltamos toda y es allí cuando nos equivocamos y engordamos.

La recomendación es llevar un determinado orden las comidas. per esempio, se puede seguir con el desayuno habitual entre semana. Los excesos se pueden compensar cuando se ha realizado una comida muy contundente, también se puede buscar una opción que sea más ligera y también saludable para la cena, y además si has consumido algo de alcohol en la comida, entonces es mejor que no pidas nada de postre.

Los hoteles podrían ayudarnos a mantener nuestra dieta

Siempre han sido muy tentadores los hoteles con sus menús, de esta manera cómo podemos mantener nuestra dieta si al momento de hospedamos en un hotel ellos no nos ayudan a mantener nuestro peso. Ahora podemos estar tranquilos pues al momento de viajar y hacer turismo, contamos con la Healthia Certification, que se trata de la primera certificación se encuentra dirigida al sector hotelero y su fin es identificar los hoteles que pueden garantizarnos las opciones más saludables.

Para los que habitualmente realizan turismo y se alojan en hoteles, saben que la mayoría de los hoteles nos presenta un desayuno saludable, pues los buffet cuentan con fruta fresca, pan integral o yogures desnatados, pero ello cambia cuando el huésped desea o requiere quedarse el resto del día. Las opciones ofrecidas entonces no son en realidad tan sanas como esperamos y si nos fijamos en el room service, la ensalada césar es la protagonista y sabemos que ella no es exactamente la mejor propuesta, pero además esta el sándwich, que podría salvarnos una vez, pero no siempre.